Cuba recibió la visita histórica del secretario de Estado de EEUU, John Kerry, quien tras tras 54 años, reabrió la embajada americana en La Habana.

De esta manera flameó la bandera de las barras y estrellas en la embajada norteamericana, símbolo de una nueva era que los cubanos aguardan con expectación y esperanza de mejora.