El Servicio de endocrinología del Hospital General de Agudos Carlos G. Durand (Diaz Velez 5044, CABA) cuenta con diversos sectores, entre los que se destaca el sector de Neuroendocrinología donde se atienden pacientes con alteraciones de la hipófisis dentro de las que se encuentra la acromegalia.

El sector de Neuroendocrinología atiende más de 1100 consultas por año, de los cuales el 30% corresponde a pacientes acromegálicos.

El diagnóstico se obtiene a través de un análisis de laboratorio endocrinológico en el que se miden las hormonas de crecimiento y un factor de crecimiento. Una vez diagnosticado, el tratamiento consiste en una cirugía de hipófisis habitual a través de la nariz, donde se reseca el tumor. En caso de que queden restos luego de la intervención o que el paciente no pueda ser intervenido, se administran hormonas que actúan inhibiendo a la hormona de crecimiento disminuyendo sus niveles. Como complemento al tratamiento quirúrgico, también se pueden realizar un tratamiento con radioterapia.

Es una patología que se origina por un tumor de la hipófisis, productor de la hormona del crecimiento.

Esta alteración es capaz de estimular el crecimiento de distintas partes del cuerpo. Entre las manifestaciones más frecuentes en adultos se destacan los cambios faciales, tales como ensanchamiento de la nariz, de los dedos de las manos y los pies y el crecimiento del mentón. También, el agrandamiento del corazón ocasionando, en algunos casos, complicaciones cardíacas y la diabetes como consecuencia de la enfermedad.

El dolor de cabeza intenso y alteraciones en el campo visual también son síntomas de la acromegalia. En los niños, las manifestaciones más frecuentes son el gigantismo y el crecimiento en altura.

acromegalia