Tradicionalmente, los entornos hospitalarios están aislados del mundo natural, y estructurados en torno a la eficiencia, a pesar de sus efectos en la salud del paciente. Más allá de esto, Kengo Kuma & Associates ha presentado sus planes de reemplazar un centro médico de envejecimiento en Setagaya (Tokio) por un «modesto» y»activamente abierto» hospital en torno a un jardín verde.

Agendada su finalización en 2017, el nuevo Hospital Seijo Kinoshita («Hospital verde», en japonés), rompe con la uniformidad para ofrecer un único set de espacios comunes y salas privadas de pacientes que están directamente conectadas a la naturaleza e iluminados por luz natural.

Persianas de madera en el exterior del edificio se ubican estratégicamente para proporcionar sombra y vistas oscuras para asegurar la privacidad.