La firma que aparece como del ex presidente Néstor Kirchner en los libros societarios de Hotesur SA es tan falsa que incluso el perito calígrafo que contrató la defensa concluyó que es apócrifa.

El dictamen de los dos peritos oficiales, Juan Santiago Rattaro y Alejandro Centofanti, y del que convocó la defensa, José María Buitrago, llegó ayer por la mañana a los tribunales de Comodoro Py. Y su conclusión fue por unanimidad.

La existencia de esas firmas falsas en los registros societarios de Hotesur SA arroja así más sombras sobre la forma en que durante los últimos años los Kirchner manejaron la empresa controlante del hotel Alto Calafate, sospechado de servir como epicentro de presuntas maniobras de lavado de activos mediante contrataciones con empresas de Lázaro Báez .

El resultado del peritaje puede conllevar, además, la apertura de una nueva causa penal por adulteración de pruebas, según adelantaron ayer fuentes tribunalicias a LA NACION, y renovó las sospechas sobre cuándo pudieron manipularse los libros societarios. ¿Ocurrió durante las 48 horas que pidió la presidenta de Hotesur -y prima de Máximo Kirchner-, Romina Mercado, cuando el entonces juez a cargo de la pesquisa, Claudio Bonadio, allanó múltiples domicilios en Santa Cruz, en julio de 2015? ¿O se retocaron cuatro meses después, cuando la defensa pidió esos libros para fotocopiarlos al segundo juez de la causa, Daniel Rafecas?