Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pedirán que se cite a indagatoria a Cristina Kirchner y a sus hijos, Máximo y Florencia.

Es por la causa Hotesur y la solicitud se presentará ante el juez de la causa, Julián Ercolini, e incluirá el pedido de inhibición general de bienes.

Se reitarará que mientras Báez acaparaba la obra pública le garantizaba a los Kirchner ingresos millonarios por del alquiler de sus hoteles.

Según fuentes judiciales, para los fiscales fue Báez quien les prestó dinero a los Kirchner para comprar los hoteles en cuestión: Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea. Y fue también Báez quien pagó mensualmente un alquiler para que una de sus empresas Valle Mitre SRL, explotara los tres hoteles.

Aunque el dictamen no fue firmado aún por los fiscales, allí se distinguirían dos etapas en esta operatoria donde la primera fue responsabilidad de Néstor, Cristina y Máximo y que Florencia ingresó luego de la muerte de su padre.