Esta noche se podrá ver el primero de los dos episodios de la miniserie protagonizada por Adrien Brody que muestra una vida mucho más compleja que el hombre que podía escapar de las cadenas. Hoy y mañana se emitirán a las 21hs los dos episodios de noventa minutos cada uno en simultáneo por A&E y History Channel.

El show – basado en el libro de 1976 de Bernard Meyer “Houdini: A mind in chains: a psychoanalytic portrait” – cuenta la vida del originalmente Erich Weiss desde que vive en la pobreza junto con su familia judía religiosa, que habla más húngaro que inglés; hasta que muere al infectarse su apendicitis no tratada en una fama gigante con su esposa Bess (Kristen Connolly de “House of Cards”).

Durante la historia también se muestra como conoció a su pareja en el circo y sus más conocidos trucos, contando además cómo hizo la mayoría de ellos. Pero también trata interesantes aspectos de su vida, como el hecho de que haya sido reclutado por la CIA para robarles secretos a los líderes de estados enemigos aprovechando que éstos querían funciones privadas de su espectáculo.

Y también cómo luego de que muriera su madre mientras él estaba de gira por Europa, buscó incansablemente comunicarse con su espíritu recurriendo a distintos médiums, pero al saber de engaños e ilusiones siempre podía darse cuenta cuando le estaban mintiendo, por lo que emprendió una especie de cacería en busca de un verdadero vidente.

A lo largo de las casi tres horas que dura la temporada completa, constantemente se hacen alusiones a los golpes que sufre en el abdomen, reto que siempre le proponía a los espectadores y quienes se enojaban al no saber cómo hacía el truco, jactándose de su resistencia a los puños. Pero además cuenta Houdini que ver a su esposa hablar con otro hombre se siente como mil trompadas en el estomago, y que la muerte de su madre fue como un cuchillo directo en el cuerpo. Siempre haciendo adelantando a su final: un fanático de Arthur Conan Doyle le pegó luego de que Harry desmintiera los poderes de la esposa del escritor y le provocó que su apéndice se abriera, finalmente matándolo por la infección.

Brody (ganador del Oscar en 2003 por “El pianista” y a quien se lo había visto por última vez en “El Grand Hotel Budapest” de Wes Anderson), solo había hecho pequeñas apariciones en televisión en “Annie McGuire” en 1988 (su primer trabajo como actor) y en “Rebel Highway” seis años después.

La dirección estuvo a cargo del alemán Uli Edel, nominado al BAFTA en 2008 por “Brigadas Rojas”. Mientras que el guión lo adaptó Nicholas Meyer, nominado al Oscar en 1977 por “El caso final” y escritor de tres films de “Star Trek”. Además contó con la producción del ganador de dos Emmy, Gerald Abrams. En Estados Unidos el programa se emite por History Channel, que ya había innovado en la ficción con «Vikings», que en Latino América sale por NatGeo.