La preocupación de este proyecto fue que 2/3 del sitio estaban bajo consideración del plan de infraestructura de la ciudad para la construcción de una carretera. Debido a este problema, la familia del cliente, que dirigía una empresa funeraria en este lugar desde hace mucho tiempo, deseaba:

«Queremos seguir operando nuestra empresa en este lugar, incluso si tenemos que renunciar a los 2/3 del edificio. Incluso si pudiéramos tener solamente un espacio de recepción, queremos administrar nuestro negocio aquí, como lo hemos estado haciendo.»

Por lo tanto, colocamos una línea divisoria en nuestro diseño para cortar el edificio, en el caso de que el plan de infraestructura de la ciudad para la construcción de la carretera se implemente.