La compañía tecnológica separará el ala dedicada a las computadoras personales y las impresoras de la parte empresarial y de servicios. La decisión busca acelerar el rendimiento e impulsar el crecimiento, pero podría implicar el despido de 16 empleados.

HP hizo oficial su división en dos empresas. Una se dedicará al negocio de las computadoras personales y las impresoras mientras que la otra se enfocará en los temas corporativos y los servicios, tales como el almacenamiento de datos y el abastecimiento de servidores y software.

La primera mantendrá el nombre y estará a cargo del actual jefe del sector de hardware, Dion Weisler.  El segundo área se bautizará Hewlett-Packard Enterprise y  será encabezado por la hasta ahora directora de HP, Meg Whitman .

El cambio forma parte de un plan de 5 años por parte de la compañía y busca acelerar el rendimiento e impulsar el crecimiento. “Estaremos en una mejor posición para competir en el mercado, para apoyar a nuestros clientes y socios, y para entregar el  máximo valor a nuestros accionistas”, aseguró Whitman en un comunicado oficial.

Sin embargo, la escisión podría provocar despidos masivos. Se estipula que el próximo mes 16 mil personas quedarán sin trabajo debido a la reestructuración de la firma.