El médico cirujano Lino Villar Cataldo, quien está en medio de la polémica por dar muerte a un ladrón que intentó robarle, acusando legítima defensa, fue entrevistado este miércoles por Alejandro Fantino y se refirió al caso que causa controversia en el país.

«Siento mucha vergüenza, no estoy preparado para esto, me formé para otra cosa», señaló al inicio de la entrevista. Aseguró que tiene miedo, pero que más miedo tiene que puedan matar a sus hijos por las amenazas que han recibido tras el hecho que lo tuvo preso hasta la jornada del martes.

Con una visible hematoma en el ojo izquierdo, relató que se produjo por el golpe que recibió de parte de Ricardo Kabler, alias «El Nunu», cuando estaba sentado en su vehículo.

Respecto a las declaraciones de la madre del delincuente, quien lo acusó de «fusilar» a su hijo, señaló: «Yo entiendo y comprendo el dolor de madre. Lo que ocurre es que mis padres siempre me enseñaron el trabajo, el sacrificio, la honestidad y lo que veo por el otro lado no habla de nada de eso. Por el otro lado lo que se escucha es venganza y que lágrima por lágrima lo van a apagar».

Sobre la amenaza del hermano del delincuente a través de Facebook, dijo que se enteró a través de sus hijos y cree que «van a cumplir» con ellas, razón por la cual quiere irse a otro lugar, pero no lo puede hacer porque está requerido por la Justicia.

El cirujano se mostró arrepentido del uso del arma y recomendó a la población no comprar una para la defensa. «No compren nunca un arma, no compren, no lo hagan. Aunque la justicia me diga que vaya a retirar mi arma, no la quiero».

El médico de origen paraguayo contó, además, cómo llegó a la Argentina y relató su vida en una villa miseria, desde donde salió para convertirse en médico a base de esfuerzo y trabajo.

Otro de los miedos que manifestó el cirujano es que «la Justicia no vea las cosas tal cual ocurrieron». Aseguró que el arma que usó estaba dentro de un cantero y no fue a buscarla al consultorio. Además, indicó que en cuanto ocurrieron los hechos lo primero que hizo fue llamar al 911 y se puso a disposición de la Justicia.

Lino Villar Cataldo dijo que está escondido porque tiene mucho miedo de salir, pero teme más por la seguridad de sus hijos.