El periodista y militante kirchnerista Diego Brancatelli quiere ser candidato a concejal, pero podría quedarse con las ganas, ya que al presentar su candidatura habría vulnerado la Constitución de la Provincia de Buenos Aires.

El columnista de Intratables y cronista de Fútbol para Todos se presentó a la cabeza de la boleta de concejales en Ituzaingó por la lista que postula para intendente a uno de los directores de la AFSCA y dirigente de Nuevo Encuentro, Daniel Larrache, que deberá competir en la primaria del Frente para la Victoria contra la del intendente Alberto Descalzo.

Pero en su artículo 191°, inciso 3°, la Carta Magna bonaerense establece que para postularse a un cargo municipal hay que demostrar “un año de domicilio (en el distrito) anterior a la elección”. Cosa que no estaría cumpliendo el mediático.

Los apoderados de la lista de Descalzo presentaron ante la Junta Electoral del FPV documentación que demuestra que Brancatelli recién solicitó el cambio de domicilio a la calle Puerto de Palos 1290 de Ituzaingó en febrero de este año.

La Junta Electoral del FPV impugnó anoche la boleta de Larrache y Brancatelli y le dio 48 horas para que justifique la legalidad de la candidatura del periodista o decida su remplazo por otra persona.