El misterio se acentúa en torno al supuesto secuestro en Hong Kong de un multimillonario chino tras difundirse una publicidad en su nombre jurando fidelidad a China, en un nuevo caso que alimenta el temor a la injerencia de Pekín en la excolonia británica.

Medios en chino establecidos en el exterior informaron que Xiao Jianhua fue secuestrado la semana pasada en un lujoso hotel de Hong Kong por agentes de seguridad china. Desde entonces, se desconoce dónde se encuentra uno de los hombres más ricos de China.

Estos medios chinos dan a entender que su desaparición está relacionada con la campaña anticorrupción en vigor en el continente que, según sus detractores, sirve para atacar a los opositores políticos del presidente chino Xi Jinping.

En una publicidad difundida ayer en el diario de Hong Kong Ming Pao, atribuida al magnate, dice que «siempre amó el partido (comunista en el poder) y el país”, agregando que se reuniría pronto con la prensa.

«Pienso personalmente que el Gobierno chino es civilizado y tiene un Estado de Derecho”, dice el texto. «No he sido secuestrado”, añade.

El multimillonario agrega que también tiene la nacionalidad canadiense y que está bajo tratamiento médico en el exterior. En un texto publicado el lunes en la cuenta de WeChat de su empresa, ya había desmentido su secuestro.

El diario hongkonés South China Morning Post, citando una fuente cercana a Xiao, afirma que se encuentra en China, que no está siguiendo ningún tratamiento médico y que no está en contacto con su familia.

Xiao es el fundador de Tomorrow Group que tiene intereses en el mundo financiero e inmobiliario. En 2014, ya desmintió las acusaciones según las cuales había huido de Hong Kong para escapar de  la campaña anticorrupción lanzada por el Presidente chino.