El titular del Indec, Jorge Todesca, dio a conocer la nueva medición del IPC luego de seis meses en los que se trabajó para regularizar la toma de datos y la ponderación, desde que en 2007 se interviniera el organismo y se manipularan las cifras.

«Quiero agradecerles a todo el personal del Indec que trabajaron en la recomposición de estas cifras, y especialmente a las 90 personas que todos los días se encargan de relevar y procesar los datos», dijo Todesca.

El nuevo IPC-Costo de Vida se elabora en base a un relevamiento de precios que abarca a 607 productos en 4.200 comercios de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

El aumento del 4,2% registrado durante mayo por el Indec se ubicó siete décimas por encima del 3,5% del denominado IPC-Congreso, que reúne a varios de consultoras privadas, y ocho décimas por debajo del 5% que mensuró la oficina de Estadística del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Más allá de las diferencias, lo cierto es que los mayores aumentos se anotaron en los rubros Alimentos y bebidas, con el 3,7%, con un alza del 20,4% en Verduras, del 8,3% en Lácteos, 4,2% en Aceites y Grasas, entre otros.

En Vivienda y servicios básicos, se verificaron subas del 10,9% en Servicios Básicos y combustibles, influenciado por el aumento de las tarifas del agua, entre otros factores.