El Rojo igualó 0-0 como local por la octava fecha del Torneo de Primera División. Generó algunas situaciones de riesgo aunque no pudo batir a un equipo cerrado en el fondo y no logró acercarse a la cima.

Independiente ya sin Copa Argentina y Sudamericana, no ha dado muestra del buen fútbol que pregona su entrenador, jugando por momentos sin identidad, no pudiendo romper el esquema trabado de un partido que lo aleja de la pelea.

En la primera mitad el elenco de Gabriel Milito se apoderó de la posesión en casi su totalidad ante un rival que renunció al ataque y se refugió en el fondo, abusando de los permanentes pelotazos para un voluntario Diego Vera que avisó sin suerte por la vía área.

A la segunda parte el trámite del cotejo fue igual solo que esta vez el Rojo fue un poco más claro y casi llega a abrir el marcador con un cabezazo de Germán Denis pero el poste salvó al arquero Alexis Arias.

Los dirigidos por Gustavo Alfaro respetaron su libreto desde el primer minuto y nunca inquietaron a Martín Campaña, aguantando a un adversario sin ideas, pudiendo llevarse el empate en Avellaneda 0-0.

Independiente suma 15 puntos al igual que Boca y por el momento quedó a 4 de Estudiantes que juega más tarde, no ganando en su casa desde la segunda fecha (2-0 a Godoy Cruz). Su próximo oponente será Rosario Central de visitante.

Gimnasia por su parte llega a 12 unidades y no cae ante el Rojo en su estadio desde el Apertura 2010 (1-0). Aún sin confirmar el duelo con San Lorenzo por Copa Argentina, el Lobo enfrentará a Boca en la siguiente jornada en La Plata.