El Rojo empató 0-0 como visitante por la novena fecha del Torneo de Primera División. Los de Avellaneda jugaron mejor pero no pudieron batir al Canalla en un partido con dos expulsiones y así quedó a 7 puntos de Estudiantes.

Independiente permanece en un lapso de incertidumbre donde está muy clara la idea de su entrenador aunque el equipo está muy lejos de ejecutar ese sistema que hasta aquí nunca apareció, perdiendo la chance de descontar en la pelea en la que nunca se subió al ring de los candidatos.

En el arranque el equipo de Gabriel Milito cambió el esquema por la lesión de Maximiliano Meza y el ingreso del desequilibrante Ezequiel Barco, que con su gambeta y buen control del balón exigió a la defensa contraria.

En la etapa complementaria el Rojo siguió siendo más punzante que un rival apático y nuevamente hilvanó riesgo. En dos oportunidades lo tuvo con el tiro Nicolás Tagliafico, el arquero dio rebote y Juan Manuel Sánchez Miño en segunda instancia tampoco pudo con Sebastián Sosa.

Los dirigidos por Eduardo Coudet no hicieron pie en el medio y encima sufrieron la expulsión por doble amarilla de Víctor Salazar a los 36 minutos, aunque a los 40 el defensor Víctor Cuesta corrió la misma suerte quedando el duelo 0-0 en Rosario.

Independiente llega a 16 puntos al igual que River, lejos de los 23 del líder Estudiantes, habiendo marcado un solo tanto en los últimos cuatro encuentros. Luego de la eliminatoria recibirá a San Lorenzo.

Rosario Central suma 10 unidades, cosechando cuatro partidos sin conocer la victoria, además de no caer ante el Rojo en su casa desde el Apertura 2008 (2-1). Su siguiente rival será Boca en La Bombonera.