Independiente se consagró en Brasil y es campeón de la Sudamericana
Independiente se consagró en Brasil y es campeón de la Sudamericana

El Rey de Copas vuelve a ser noticia, pero esta vez por un logro que enorgullece a todos sus fanáticos. Es que jugó como un grande en un Maracaná muy caliente y se pudo llevar la Copa Sudamericana a Avellaneda tras empatar 1-1. Además, clasificó a la próxima Libertadores. Ariel Holan se emocionó en el final y festejó como hincha.

“Es un sueño, no me quiero despertar” fueron las palabras del director técnico Ariel Holan tras la consagración de su Independiente en el mismísimo Maracaná. Enfrentó, en un durísimo partido, a Flamengo tras el 2-1 logrado en el Libertadores de América.

En una previa muy caliente, marcada por los incidentes en el hotel donde concentró el Rojo, el clima no mejoró para los de Avellaneda una vez comenzado el encuentro. Es que el local se puso en ventaja por intermedio de Paqueta, tras un balón cruzado al corazón del área chica.

Aún así, el partido era parejo y no parecía haber un dominio total por parte del equipo carioca, que aprovechó bien el apoyo de los suyos y supo vulnerar el mediocampo rival.

Pero la polémica comenzó a hacerse presente Río de Janeiro. Una acción entre Meza y el defensor Gustavo Cuéllar fue juzgado como penal por parte del colombiano Wilmar Roldán. Si bien quedan algunas dudas, el que no dudó fue el pibe Barco, que se hizo cargo de la situación y pateó un penal certero para empatar el partido y pasar a liderar la serie.

A partir de ahí se vio un partido diferente. El Flamengo se sintió afectado y tuvo complicaciones para generar el buen juego que demostró a lo largo de la copa. De esta manera, no supo cómo volver a vulnerar el arco defendido por Campaña.

En el complemento, los brasileños pisaron el acelerador y se volcaron sin éxito al ataque. La fiereza de la defensa parada por el DT argentino fue fundamental, así como también la labor de Meza, Barco y Gigliotti, que si bien no pudo convertir, generó tres chances de gol para su equipo y aguantó bien en la zona ofensiva para ganar minutos fundamentales.

Gran partido de Independiente, que lo jugó de manera inteligente y aprovechó las acciones favorables, para llevarse la Sudamericana y el sueño de la parcialidad local. En el final, el Maracaná se tiño de Rojo, al igual que gran parte de la Argentina.