Los ministros de Salud de todas las provincias instaron a las personas comprendidas en los grupos de riesgo a vacunarse contra la gripe, tras evaluar un incremento, en las últimas tres semanas, de la circulación de los virus que la ocasionan.

Se trata de una herramienta de prevención que, recordaron, se encuentra disponible gratuitamente desde el mes de marzo en todos los hospitales y centros de salud de la Argentina.

Las autoridades sanitarias coincidieron en la importancia de continuar sosteniendo la cobertura de la vacunación antigripal en cerca del 90% como viene ocurriendo desde 2010 para reducir la mortalidad por esta causa.

“Le pedimos a la población que se acerque a los vacunatorios porque la vacuna está disponible para todos los que la necesitan, y la gripe es una enfermedad que no debe ser subestimada”, advirtieron especialistas de Nación, y agregaron que “ya hemos distribuido 8 millones de dosis y aplicadas 5 millones y medio”.

Los niños de 6 a 24 meses tienen que recibir dos dosis de vacuna antigripal, mientras que deben aplicarse una dosis las embarazadas en cualquier etapa de la gestación, las mamás de chicos de hasta 6 meses de vida no vacunadas durante el embarazo, los mayores de 65 años, el personal de salud y las personas de 2 a 64 años con factores de riesgo como enfermedades respiratorias o cardíacas, trasplantados y diabéticos, entre otros, que son los únicos que deben presentar una orden médica.