La Justicia emitió este mediodía una orden de captura contra el intendente de Santa Rosa, (Mendoza) Sergio Salgado, quien permanece prófugo luego de que ayer se ordenara su detención por presuntos delitos cometidos durante su gestión. La decisión la tomó el fiscal especial Santiago Garay luego de que Salgado dejara de presentarse en la fiscalía de Delitos Complejos.

Si bien estaba previsto que Salgado se presentara esta mañana en la fiscalía, su abogado le recomendó que no lo hiciera. Así lo confirmó el letrado Fernando Peñaloza, quien fue en lugar del jefe comunal hasta la oficina del fiscal que lleva la causa. Allí, pidió que se mantenga la libertad del intendente de Santa Rosa, pero su solicitud fue rechazada y la Justicia sigue buscando al santarrosino para detenerlo.

Cerca de las 13.30, Garay tomó la decisión de ampliar el pedido de detención y emitió una orden de captura para que se intensifiquen las tareas para dar con el jefe comunal.

La decisión sorprendió a Peñaloza, quien dijo que no existen diferencias prácticas entre una orden de detención y el pedido de captura. «Básicamente, el resultado es la detención de Salgado», señaló el letrado, que en horas del mediodía inició acciones en el Juzgado de Garantías para que se revea la decisión de Garay de rechazar el mantenimiento de la libertad del intendente de Santa Rosa.

Según manifestó esta mañana el fiscal Santiago Garay, considera necesario detener al cacique comunal para que no entorpezca la investigación por la cual ya hay otras dos personas detenidas. Específicamente, esta causa se originó a partir de la emisión de cheques sin fondos, pero se trata solo de una de las tantas que complican al intendente.