Los intendentes, legisladores, concejales y consejeros escolares de la Provincia no podrán a partir de ahora ser reelegidos más de una vez consecutiva. Así lo dispone un proyecto de ley sancionado ayer por el Senado bonaerense con los votos del oficialismo, el massismo y un sector del peronismo y el rechazo del Frente para la Victoria.

De acuerdo con la iniciativa, que lleva la firma de los massistas Rubén Eslaiman, Ramiro Gutiérrez y Lisandro Bonelli, y del radical Alejandro Armendáriz, los jefes comunales, los diputados y senadores, los concejales y los consejeros escolares sólo podrán cumplir dos períodos consecutivos. Luego de una reelección, no podrán ser elegidos en el mismo cargo si no es con un intervalo de un período.

Además, prevé que los mandatos actuales de los intendentes, concejales y legisladores serán computados como primer período, por lo que ahora podrán proponerse sólo por un nuevo mandato consecutivo.

Por otra parte, el proyecto determina la incompatibilidad de cargos, al prohibir a intendentes y concejales ocupar cargos “de funcionario o empleado a sueldo del Poder Ejecutivo nacional o provincial, sea en la Administración central, organismos descentralizados o entes autárquicos, a excepción del ejercicio de la docencia”.

Al cabo de un debate caliente con algunos cruces entre los bloques, el proyecto fue aprobado con los votos del Frente Renovador, Cambiemos y el apoyo del Bloque Peronista, quien sin embargo sólo prestó acompañamiento al articulado y no a los fundamentos.

En tanto, los senadores del Frente para la Victoria y el PJ lo rechazaron, con fuertes cuestionamientos.

Desde el kirchnerismo, el senador Gervasio Bozzano afirmó que la prohibición “limita la voluntad popular”, y pidió tratar estos límites “en el marco de una reforma política integral” que incluya “la sobre representación de las secciones y la creación de un organismo de control electoral”.