El Toro la rompió en el triunfo agónico ante la Viola

Los nerazzurri derrotaron 4-3 a la Fiorentina de local por la segunda jornada de la Serie A. Empezó perdiendo, lo empató con gol de argentino y lo dio vuelta, luego estuvo abajo pero en el cierre consiguió el triunfo.

El Inter renovó nuevamente sus esperanzas tras una temporada que lo tuvo como protagonista tanto en la liga como en el plano internacional cayendo en la final de la Europa League, en este mercado volvió a incorporar buenos futbolistas para destronarle el título a la Juventus debutando con un triunfo agónico.

La escuadra de Giuseppe Iachini no demoró en ver las falencias de la defensa contraria y en solo tres minutos se puso al frente en el resultado luego de que el delantero marfileño Christian Kouamé la empujase bajo el arco.

Sin embargo el local empujó en su afán de empatarlo rápidamente y uno de sus goleadores iba a aparecer con un golazo. El ex Racing Lautaro Martínez recibió de afuera del área, se perfiló con un derechazo letal al segundo poste igualando el duelo en el cierre (31 goles en 58 partidos).

En la segunda parte los locales siguieron con la confianza con la que terminaron la primera mitad y con algo de suerte lo dieron vuelta. Nuevamente Martínez aprovechó un error del contrario y encaró al marroquí Sofyan Amrabat, sacó el remate que se desvió en Federico Ceccherini para poner el 2-1 a los 6 minutos.

La visita no se inquietó con la desventaja y en menos de 6 minutos volvió a revertir las cosas. En primer lugar el mediocampista Gaetano Castrovilli entró por el medio batiendo al arquero Samir Handanovic y más tarde el francés de 37 años Franck Ribéry metió un pase exquisito hacia Federico Chiesa que marcó el 3-2 parcial.

El elenco de Antonio Conte introdujo cambios ofensivos en busca de la paridad y en el desenlace tuvo su premio. El recién ingresado Achraf Hakim por derecha mandó el centro al medio para que el belga Romelu Lukaku marcase el 3-3 a dos del final y en tiempo adicional otro centro, esta vez del chileno Alexis Sánchez hacia Danilo DAmbrosio, sentenció el 4-3.

Inter sumó sus primeros tres puntos en el debut por Serie A y lleva 17 partidos sin caer en el San Siro en el partido presentación (última caída 0-2 ante Pescara en 1987). El miércoles visitará al Benevento por el duelo atrasodo de la primera jornada.