La Justicia allanaba este mediodía las oficinas de la AFA en el marco de una investigación sobre malversación de fondos en el programa Fútbol para Todos.

La medida fue dispuesta por la jueza María Servini de Cubría, quien puso la lupa sobre los 1.000 millones de pesos que el Gobierno gira a la entidad rectora del fútbol para televisar los partidos.

La denuncia fue presentada por la legisladora Graciela Ocaña, quien apuntó contra la Jefatura de Gabinete de Ministros y la AFA por supuestas irregularidades.

Ocaña cree que hay puntos oscuros en el reparto del dinero a los clubes, la diputada le dijo a TN: «Tenemos que conocer cómo se utilizaron estos fondos públicos porque desde el Gobierno dicen que salieron 1500 millones de pesos y en la AFA dicen que recibieron 900 millones, por eso hay que saber dónde está esa diferencia de 600 millones».

Y concluyó: «Hay que ver cómo se usan los fondos que el Gobierno transfiere. Tenemos información de que ese dinero no fue a los clubes».