Las localidades más dañadas por el sismo han sido Norcia, Amatrice y Accumoli, en la provincia de Rieti, y Pescara del Tronto en la provincia de Ascoli.

Tanto los pueblos de Amatrice y Accumuli han quedado fuertemente dañados con cientos de casas completamente destrozadas.

Sus alcaldes explicaron que la mitad de estas localidades «ya no existen».

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, aseguró que la «situación es dramática» y que habrá «muchos muertos», pero prefirió no dar cifras ya que las tareas de rescate son dificilísimas y se sigue excavando entre los escombros.

Los equipos de Protección Civil y el Ejercito trabajan en las labores de socorro en Amatrice para encontrar posibles supervivientes, a los que se han sumado miembros del Cuerpo Forestal, así como muchos vecinos.

Fuentes del cuerpo de bomberos indicaron que están teniendo dificultades para acceder a Accumuli debido al estado de las carreteras.

Los heridos del terremoto están siendo trasladados a los hospitales cercanos como el de la ciudad de Rieti o L’Aquila, donde se produjo el devastador terremoto de 2009, ya que los centros médicos de la zona han sufrido también daños.

A hospitales de Roma ya han llegado seis heridos, dos de ellos graves, que fueron trasladados con helicópteros desde las localidades afectadas.