El lanzador de martillo alcanzó la final en su disciplina anoche, siendo el mejor de la delegación argentina de los seis atletas que ya terminaron su participación dos días antes del cierre de la competencia en Oregon (Estados Unidos).

El bonaerense de 17 años, que no había podido tener una marca válida el año pasado en el mundial juvenil de Donetsk (Ucrania), pasó el primer corte en donde los peores cuatro dejaron de competir luego de los primeros tres intentos gracias a un lanzamiento de 73.36m conseguido en su segunda prueba. Luego alcanzó los 73.67m en su sexto y último tiro, pero no alcanzó los 74.11m que tuvo el bielorruso Maksim Mitskou, quien quedó por delante de él.

En la clasificación del jueves había sido el cuarto mejor al conseguir una marca de 75.77m, estableciendo el nuevo record argentino junior con un martillo de seis kilos. De todas formas en la final estuvo muy lejos del podio, que encabezó el qatarí Ashraf Amgad Elseify con 84.71m (nuevo record mundial). Lo sucedieron el húngaro Bence Pasztor con 79.99m y el ruso Ilya Terentyev con 76.31m, quien curiosamente tuvo todos nulos salvo por su segundo lanzamiento

Otros cinco argentinos habían viajado a la ciudad de Eugene, sin poder tener éstos resultados. Fiorella Chiappe fue 19ª en heptatlón con 5183 puntos (6148 tuvo la campeona Morgan Lake de Gran Bretaña), siendo su mejor prueba los 800m donde fue quinta; Carolina Lozano fue última en su serie de los 3000m con obstáculos con un tiempo de 10:49.41’; Valeria Barón tampoco pasó la clasificación en los 200m llanos al llegar luego de 25.15’’; Gastón Sayago fue el peor de todos en los 110m con vallas con un registro de 16.92’’; y Rocía Aranda también fue última en lanzamiento de disco al establecer una marca de 42.39m.