Julio López había sido secuestrado por primera vez durante los años de dictadura militar. El 18 de septiembre de 2006, desapareció de su casa y hasta entonces, se desconoce sobre su paradero. 

Julio López fue secuestrado por primera vez durante la dictadura militar. En su declaración ante la justicia pudo finalmente revelar como fueron ejecutados dos de sus compañeros de celda dentro del centro clandestino de detención conocido como «Pozo de Arana». Entre los implicados en ese episodio, acusó a Miguel Etchecolatz, por entonces jefe de la Policía Bonaerense, como uno de los principales responsables de su secuestro el 27 de octubre de 1976.

El último testimonio del albañil platense fue el 28 de junio de 2006 donde acusó a Ramón Camps como responsable de la tortura que recibió mientras estuvo privado de su libertad. “Yo al que reconocí fue al señor Camps. Estaba dirigiendo las torturas, me estaban torturando una noche en Arana”, relató.

«Etchecolatz fue el primer represor llevado a juicio por los crímenes de lesa humanidad de 1976, y el 19 de septiembre de 2006, la justicia, en un episodio histórico, determinó la prisión perpetua del ex policía.  Sin embargo, López nunca pudo ver la cosecha que sembró a partir de su valentía, y el 18 de septiembre de ese año, mientras salía de su domicilio en La Plata para asistir a los alegatos. desapareció y, en 10 años, jamás volvió a ser visto».   

A diez años de su desaparición,  López continúa siendo buscado por organizaciones de derechos y esperado por su familia.