El líder del Calcio logró empatar ante Bayern por 2-2 en Turín gracias a los goles de Dybala y Sturaro, para mantener las chances en la vuelta dentro de tres semanas. Además ganó Barcelona frente a Arsenal con goles de Messi.

El primer tiempo tuvo dominio visitante por la dificultad al defender que tenía la Vecchia Signora. Fue cuando hicieron esa corrección que pudieron sacar adelante el partido, aunque dos goles tarde.

Thomas Müller se encontró en soledad a dos minutos del descanso para romper el cero, y en el décimo del complemento amplió Arjen Robben al salir de contra. Una pelota suelta que tocó Mario Mandzukic fue la asistencia para Dybala, y un cabezazo del recién ingresado Álvaro Morata significó el empate desde el pie de Stefano Sturaro.

El tiempo de descuento, de película al ir los dos en busca de la victoria como si no hubiera todavía noventa minutos más, o partidos el fin de semana por el que cuidar el físico.

Los italianos, que cortaron una racha de trece triunfos en fila con el empate ante Bologna, jugarán dos partidos ante Inter en cuatro días, el primero el domingo por Serie A (están uno arriba de Napoli) en casa y luego por semifinales de la Copa Italia. El conjunto de Pep Guardiola desde octubre que no cae (veinte partidos) y no corre peligro de perder la punta de la Bundesliga cuando enfrente a Wolfsburgo en cuatro días.

Al mismo tiempo en el Emirates Stadium de Inglaterra, Messi anotó los goles del 2-0 al Arsenal. Mañana terminará la ida de los octavos con PSV vs. Atlético Madrid y Dinamo de Kiev vs. Manchester City.