La decisión fue tomada luego del mal arbitraje en el Superclásico del domingo pasado.

El árbitro Mauro Vigliano no dirigirá en la próxima fecha del fútbol argentino, debido a su flojo desempeño en el  partido que disputaron River y Boca este fin de semana. Posiblemente, cuando vuelve a dirigir lo haga en la Primera B Nacional.

Desde la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) se publicó que todos los árbitros, menos Vigliano, habían sido aprobados en la décima jornada de Primera División. Luego, ampliaron sobre la ausencia del juez del Superclásico: “Mauro Vigliano y Patricio Loustau no entrarán mañana en el sorteo: concurrirán a un curso FIFA, pautado con antelación”.

Por otra parte,  el director de Arbitraje de AFA, Miguel Scime, declaró en Tyc Sports: «No se tendría que haber jugado. El consideró que estaba en condiciones de empezar el partido, hoy tenemos que decir que no fue la decisión correcta». «El árbitro vio lo que no pasó», agregó sobre el penal que cobró a favor del Millonario.

Vigliano tuvo una polémica actuación durante el superclásico. Primero, fue su decisión de comenzar el partido con la intensa lluvia de ese día y el estado del campo de juego. Segundo, fue el penal que sancionó en contra de Boca, que determinó la expulsión de Fernando Gago. Tercero, la amarilla para Gabriel Mercado, que debería haber sido roja. Y  por último, fallos menores que no tuvieron gran incidencia en lo que fue el desarrollo del juego.