En una improvisada rueda de prensa en las puertas de ese ministerio, uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, afirmó que «no hay ni una tregua» con el gobierno «ni una fecha de paro» establecida. Y afirmó que en un plazo de diez días el Poder Ejecutivo «convocará a los empresarios y, a partir de ahí, tendremos respuestas a nuestros reclamos».

Daer informó que entre los reclamos formulados a los ministros figuran «la excepción del medio aguinaldo del impuesto a las ganancias, la reapertura de las paritarias, las importaciones, un bono de fin de años (para estatales y privados para compensar la inflación), un aumento de emergencia a jubilados e importaciones».

«En diez días, el gobierno convocará a una reunión con empresarios y a partir de ahí tendremos confirmaciones y respuestas. No hay tregua ni fecha de paro», dijo Daer, para quien «la situación es la misma pero estamos avanzando en favor de encontrar resultados a lo que estamos planteando».

Ante la consulta si se alejaba el fantasma de paro, el dirigente de la CGT explicó que «hubo respuestas que están en conteste de empezar a resolverse y en algunos de los temas no hemos avanzado en las formas».

Consultado sobre si estaban más cerca o más lejos del paro, Daer replicó : «Esto no es más cerca o más lejos, porque no se puede estar medio embarazado. O decimos que sí o decimos que no ante la satisfacción el día que el Gobierno haga efectivo concretamente los resultados».