Graciela Barreiro, directora del Jardín Botánico de la Ciudad de Buenos Aires, fue premiada por la Federación Internacional de Administración de Parques y Recreación (IPFRA, por sus siglas en inglés) por su profesionalismo y su contribución en el área de la gestión de parques. Graciela recibió una certificación internacional que la reconoce como profesional en la materia.

La organización, con sede en Wellington, Nueva Zelanda, premia anualmente a especialistas y personalidades altamente calificadas en la administración de parques, y la directora del Jardín Botánico es la primera mujer y, a su vez, la primera profesional en América latina, en recibir esta distinción.

IPFRA es un organismo que reúne a 35 países y trabaja en todo lo referente a parques, recreación y servicios culturales y de esparcimiento. Surgió en Inglaterra, en 1957 y, además de sus oficinas en Nueva Zelanda, tiene filiales en Asia y en Europa.