La Comisión Disciplinaria del organismo que rige la pelota en el mundo ratificó la sanción de nueve partidos y cuatro meses inactividad para el delantero uruguayo. Hoy en el Barcelona, el centrodelantero deberá aguardar la resolución del TAS, que se prevé, reducirá la pena. También confirmaron la inhabilitación por ocho encuentros para el técnico de Grecia, Fernando Manuel Fernandes, tras ser expulsado ante Costa Rica. 

El Mundial de Brasil 2014 ya pasó a la historia, sin embargo, aún quedaban cuentas pendientes en el tintero. Lejos del terreno de juego, la Comisión Disciplinaria de la FIFA jugó su partido y los que terminaron perdiendo fueron el delantero uruguayo Luis Suárez y el  entrenador de Grecia, Fernando Manuel Fernandes.

Al “charrua” le confirmaron la sanción de nueve partidos (le quedan ocho pendientes puesto que su Selección disputó los octavos de final sin su presencia) y cuatro meses sin realizar ningún tipo de actividad vinculada al fútbol por morder al italiano Giorgio Chiellini en el encuentro de la fase de grupos. El ex jugador del Liverpool de Inglaterra, hoy en el Barcelona de España, tiene puestas sus esperanzas en lo que resuelva el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que se expedirá el 15 de agosto, luego de analizar las pruebas presentadas por los abogados de Suárez el 8 del corriente.

La Comisión Disciplinaria también fue muy dura con el entrenador de Grecia al ratificarle la sanción tras ser expulsado en el alargue del encuentro entre sus dirigidos y Costa Rica. “De conformidad con el art. 19, apdos. 1 y 2 del Código Disciplinario de la FIFA, se suspende por un total de ocho (8) partidos a D. Fernando Manuel Fernandes da Costa Santos por haber violado el art. 49, apdo. 1a) del citado código al haberse comportado de forma antideportiva ante los colegiados”.

Otras sanciones confirmadas fueron las del camerunés Alex Song (tres, dos pendientes), el croata Ante Rebíc, el italiano Claudio Marchisio y el ecuatoriano Antonio Valencia, estos tres con una fecha de suspensión.