Con la epidemia de Ébola en plena expansión, la Federación Internacional de Fútbol Asociado comunicó que la máxima competencia a nivel internacional entre instituciones deportivas se desarrollará en el país africano como estaba previsto. La competencia, que tiene a San Lorenzo como clasificado por América se desarrollará entre el 10 y 20 de diciembre.

Por ahora, el fútbol parece estar aislado del virus de Ébola, que ya se cobró más de 2000 vidas en el continente africano con su avance mortal. Al menos, así lo determinó la FIFA, que ratificó a Marruecos como sede del Mundial de Clubes que se desarrollará entre el 10 y 20 de diciembre próximo.

Los rumores ante el avance de la epidemia fueron muchos y hasta se barajó que el certamen podría tener cambiar la sede a suelo americano (más precisamente Miami). Sin embargo, la Federación Internacional de Fútbol Asociado ratificó su anterior decisión y lanzó un comunicado expresando que «no se ha detectado ningún caso, por lo que no hay motivo alguno para plantearse un posible cambio». Además, informó que dos meses previos a la realización del torneo enviará una circular a todos los clubes participantes en la que se incluirá toda la información médica relacionada.

La competición, que se desarrollará entre el 10 y 20 de diciembre próximo, ya tiene a cinco de sus siete clasificados: San Lorenzo (campeón de la Copa Libertadores), Real Madrid (se adjudicó la Champions League), Cruz Azul (vencedor de la Concachampions), Auckland City (representante de Oceanía) y Moghreb Tétouan (ganador de la Liga de Marruecos). Aún restan conocer a los participantes continentales de Asia y África.