La máxima categoría automovilística continúa su gira maratónica por Asia, luego del Gran Premio de China, que se disputó hace pocos días. Esta vez, el circuito Sakhir será la sede de la cuarta carrera de la temporada.

Mercedes, Ferrari y compañía no descansaron un sólo segundo luego del pasado fin de semana de actividad en el circuito de Shangai. Es que este domingo, sólo siete días después, saldrán nuevamente a pista para participar del Gran Premio de Bahrein, en el reino petrolero del Golfo Pérsico.

Desde el 2004, exceptuado el 2010 (debido a las tensiones políticas en la región), el circuito de Sakhir estuvo presente en todos los campeonatos de la F1. Ubicado en medio del desierto, presenta un trazado complicado, caluroso, ideal para agregarle temperatura al duelo que se desató entre los pilotos de Mercedes luego de sus declaraciones tras la última carrera.

Hamilton retó a Rosberg a superarlo en pista, ya que le dijo que no había intentado pasarlo en China. El alemán respondió de forma correcta, alegando que si aumentaba su ritmo degradaría los neumáticos y podría perder su posición con Vettel. Las cosas quedaron bastante tensas luego de esta discusión y todo indica que veremos una nueva pelea entre los dos candidatos al título.

Si bien Ferrari se encuentra con un muy buen ritmo, es claro que los integrantes de Mercedes se postulan como los posibles ganadores del domingo. Vettel y Raikkonen parecen estar muy a gusto con el rendimiento de la Ferrari y saben que tienen chances. El optimismo, sumado a una buena estrategia y a los problemas internos de Mercedes pueden darle más oportunidades a Ferrari para vencer a los alemanes.

Del lado de Williams, la otra escudería que puede meterse en la disputa, las perspectivas no son buenas. Es que en la pretemporada el ritmo del coche parecía ser similar al Ferrari, pero eso quedó descartado tras las primeras tres carreras, donde los italianos estuvieron más cerca de Mercedes que de Williams. Su lucha se limitará a asegurarse el tercer lugar en constructores y aspirar a algún podio en carrera.

El resto de las escuderías, como siempre, intentarán llevarse las últimas migajas de la zona de puntos. Lotus, Red Bull, Toro Rosso y Sauber entran en este lote. McLaren todavía está evolucionando con sus motores Honda, mientras que Manor espera recibir el coche 2015 para no pasar vergüenza.

Con este panorama se largará el GP de Bahrein. Las pruebas libres se llevarán a cabo el viernes y el sábado por la mañana de nuestro país. La clasificación será el sábado a las 12 del mediodía, mientras que la carrera está estipulada para que comience también a las 12.