Diez años después regresaron las aventuras en una galaxia muy muy lejana, con el mismo espíritu y las mismas caras, salvo por el reemplazo de JJ Abrams por George Lucas como mandamás de la historia. Incluso antes de su estreno los números eran altísimos, como lo fue el nivel de “El despertar de la Fuerza”.

En los primeros minutos se mata lo que se había visto en el tráiler, dejando casi dos horas y cuarto de sorpresas, siendo golpe tras golpe de acciones, tiros y referencias a los demás films. No tarda mucho en entenderse que esta trilogía estará más cercana a la original que a las precuelas, con mucha más respeto por la continuidad entre películas y además menos efectos especiales (o al menos de mucha mejor calidad).bebocho

La llegada del responsable de “Lost” y “Star Trek” se ve – por suerte no en el fleur a cámara – en los nuevos diseños de las naves, los trajes y hasta los stormtroopers; salvo en el Halcón Milenario, que sigue intacta hasta en su mal funcionamiento.

También tiene un excelente agregado de humor, como mostró en el reinicio de “Viaje a las Estrellas”. Y creó a BB-8 que multiplica todo lo que se ama de R2-D2 y C-3PO. El 3D fue el punto más flojo, aunque en realidad simplemente no le sumó valor. En las escenas con nieve o lluvia era impresionante como uno se veía dentro de la pantalla, pero en algunas tomas que debería sentir vértigo, no había ninguna sensación nueva. Es extraño porque sí había funcionado tres años atrás en la nueva versión del Episodio I, «La amenaza fantasma».

Han Solo (Harrison Ford), Carry Fisher (ex princesa Leia convertida en General) y Mark Hamill (Luke Skywalker) regresaron para los personajes que ocuparon entre 1977 y 1983, pero ahora corriéndose del primer plano para que se luzca la nueva generación: John Boyega como Finn, el guardia de la Primera Orden (el nuevo Imperio) que no llega a terminar la primera misión antes de pasarse al lado de la Rebelión, y comenzará a trabajar con Daisy Ridley como Rey, de quién hablaría una profecía si hubiera una nueva.

Domhnall Gleeson como el Generla Hux, Andy Serkis no poniéndole la piel sino la voz y los movimientos al Supremo Líder Snoke, y Adam Driver como Kylo Ren como el principal antagonista en un papel imposible de describir sin el mayor spoiler de la década, son el trío oscuro que quiere imponer su autoridad en el universo y regresar a los tiempos de Darth Vader y Lord Sithius.el de girls

En menor nivel, al menos por ahora, están Oscar Isaac, Lupita Nyong’o, Gwedoline Christie y Max von Sydow, cuya participación podría considerarse apenas un cameo. Pero todos estos personajes, con una historia desarrollada solo en el presente y poco de su pasado, que sería interesantísimo conocer.

Aunque una de las productoras más importantes ahora es Kathleen Kennedy, la nueva presidenta de LucasFilm que decidió asociarse con Disney  – nominada a ocho Oscars por “ET”, “Múnich” y “Sexto sentido” entre otras -, y entre los guionistas está el ganador del premio de la Academia por “Pequeña Miss Sunshine” y nominado por “Toy Story 3”, Michael Arndt, junto con Lawrence Kasdan (escritor del “El imperio contraataca” y “El regreso del Jedi”) junto a Abrams, la historia tiene bastante puntos de conexión con la película que dio inicio a esta locura, “Una nueva esperanza”.

Un nuevo Jedi que no sabía de su poder, unos planos (aunque ahora son mapas) escondidos en un droide para acabar con el lado oscuro, los mismos trajes y naves de combate muy similares a las primeras mostradas y un arma capaz de destruír mundos enteros – hasta los personajes lo comparan con la Estrella de la Muerte – . Salvo que el asesinato que deja boquiabierto al público en el final es ahora más fuerte, y duplica la valoración a la película.

Aunque también lo que ha pasado en éstos treinta años desde que se dejo de ver a los Skywalkers deja más intriga de la que se puede tolerar. Lo bastante que deja sin desarrollar es entendible porque se planean otras dos secuelas cada dos años, y entre medio de ellas saldrá “Rogue One” en diciembre de 2016 dirigida por Gareth Edwards y luego otros dos spin-offs.

En el primer día en cartel en Argentina, junto con algunos pre-estrenos y contando que fue uno de los primeros paises en poder verse (un día antes que en Estados Unidos, y con funciones a las 00:10hs del jueves) ya había sido vista por más de 20.000 almas envidiadas. Y en el país del norte rompió cualquier récord sobre preventa de alguna película. Antes de su lanzamiento ya había recaudado 50M de dólares, una cuarta parte de la inversión. Esos 200M suponen la mayor inversión entre las siete películas, que sirvió para financiar el rodaj de siete meses en Irlanda, Escocia, Islandia, Nuevo México y algunos estudios en California.