Estuvo desaparecida por un total de 9 horas, y relató cómo fue sustraída antes de ingresar al instituto de danza donde concurre. Todo fue una mentira de la menor, que huyó tras una pelea familiar.

En horas de la tarde de ayer, se dio a conocer la noticia que la hija de uno de los integrantes del grupo musical Los Nocheros había sido víctima de un secuestro. Sin embargo, todo consistió en un engaño de la menor, según informó a través de un comunicado la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°43.

La menor de 15 años, hija del nochero Rubén Ehizaguirre, no fue sustraída por delincuentes sino que se escapó por problemas familiares. Horas después fue encontrada en Escobar, presentando algunas lesiones que ayudaron a reforzar la versión de un secuestro. No obstante, luego confesaría la verdad.

La denuncia por la desaparición de la menor había sido realizada por la madre en la Comisaría 31. La efectuó luego de haber sido alertada por un remisero que debía trasladar a la joven.

La hija de Ehizaguirre estuvo fuera de su hogar por 9 horas. Habría tomado la decisión de huir de su casa tras una fuerte discusión con su madre.