El juez de feria Enrique Lavié Pico hizo lugar a una medida precautelar reclamada por el diputado provincial massista Mauricio D’Alessandro.

La medida implica un freno para los polémicos nombramientos dispuestos por la procuradora en las nuevas fiscalías de Cámara creadas por el flamante Código Procesal Penal en todo el país.

Recordemos que el 30 de diciembre pasado, en el último día hábil del año, Gils Carbó firmó una serie de designaciones en lo que constituyó el mayor avance del kirchnerismo en diez años para la colonización de la Justicia: designó a 16 fiscales federales de su propia tropa en todo el país.