El Granate lo venció 4-2 como local por la 18° fecha de Torneo Largo de Primera División. El goleador anotó tres goles, dos de penal, frente al Taladro que lo había igualado en dos oportunidades pero luego de desvaneció tras una expulsión.

El gran momento de Lanús volvió a resurgir tras sufrir duras derrotas en el reinicio del campeonato, en un clásico que no fue uno más ya que quedó en claro el juego vistoso que pregonas con toques y posesión, siendo la antítesis de un Banfield más mezquino donde triunfó el que mejor fútbol propuso.

El comienzo fue electrizante debajo de la lluvia y en una de las primeras acciones Lautaro Acosta fue derribado dentro del área por Jorge Rodríguez y el árbitro sancionó penal. El goleador José Sand tomó la decisión de sacar el disparo y no falló a los 4 minutos.

Sin embargo la visita casi no sintió el impacto y rápidamente contestó anotando el empate. El lateral Adrián Sporle remató desde lejos, y tiro se desvió en el camino y del otro lado apareció el capitán Gonzalo Bettini que igualó a los 11 minutos sin darle chance a Esteban Andrada.

En la segunda parte la lluvia complicó el tránsito fluido del balón y en el arranque increíblemente Rodríguez iba a tumbar en el área a Sand y el juez cobró el segundo penal de la tarde y la expulsión del defensor por doble amarilla. Desde los once metros el ex River desenfundó un fuerte remate y puso el 2-1.

Los dirigidos por Julio Falcioni tuvieron que modificar las piezas e ir al buscar el duelo, aunque rápidamente el héroe del partido Sand lo ayudó, ya que insólitamente tocó el balón con la mano en su propia área y el árbitro Pedro Argañaráz pitó el tercer penal. Brian Sarmiento no dudó y marcó el 2-2 parcial a los 14 minutos.

El Granate no se desesperó y con paciencia mezclado con un estilo simple de toques constantes, volvió a pasar el frente. El recién ingresado Nicolás Pasquini de izquierda a derecha vio solo al central Marcelo Herrera que la empujó.

El elenco de Jorge Almirón jugó con la desesperación de un rival atónito en ataque y sobre el cierre su emblema hizo delirar a su público en La Fortaleza. Román Martínez aprovechó los espacios y se fue mano a mano con el Hilario Navarro, pero no fue egoísta y cedió hacia Sand que estampó su tercer tanto y el 4-2 definitivo (décimo gol en el campeonato).

Lanús llega a 29 puntos en el certamen cortando con una racha de tres caídas seguidas y cuatro duelos sin ganar (tercer victoria al hilo en el clásico). Su próximo adversario será Talleres en Córdoba.

Banfield continúa con 30 unidades y no pudo acercase a la punta, quedando arriba en el historial ante el Granate por siete duelos (32-25 y 19 empates). Belgrano de Córdoba recibirá en la siguiente jornada.