El área División Subtes de la Policía Metropolitana realizó una serie de allanamientos en nueve locales ubicados en Avenida Corrientes al 2300, barrio porteño de Balvanera, durante los que secuestró equipos celulares provenientes de robos valuados en 1.500.000 de pesos.

La investigación comenzó en diciembre de 2014 a partir de la detención de dos personas que le habían robado los teléfonos móviles a una pareja que se encontraba en la estación Pasteur de la Línea B de Subterráneos; y luego, según un testigo, los vendieron en un local ubicado en una galería comercial de la zona. A partir de este hecho, el Juzgado de Menores N° 7 a cargo del Dr. Enrique Velázquez ordenó que se inicie la investigación correspondiente para determinar el vínculo existente entre los delincuentes y los dueños de los comercios que compraban estos equipos.

El área División Subtes de la PM en coordinación con la Fiscalía de Menores N° 7, a cargo del Dr. Fernando García, llevó a cabo diferentes tareas investigativas que se basaron en seguimientos, vistas fotográficas y entrecruzamiento de datos. Este trabajo de campo, permitió determinar que nueve locales ubicados en dos galerías comerciales compraban y vendían celulares que eran robados a la gente en la vía pública mediante la modalidad delictiva conocida como “arrebato”.

Una vez presentado el sumario correspondiente el juez Enrique Velázquez ordenó el allanamiento de todos los comercios involucrados y la identificación de los responsables en cada caso. Durante los procedimientos se secuestraron equipos móviles valuados en 1.500.000, tarjetas chips y de memoria externa, notebooks, tablets, cámaras de video profesionales y 55.000 pesos en efectivo.

EXCLUSIVO TG POST