En el Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP) de la Ciudad se presentará la “Policía de la Ciudad de Buenos Aires”, una fuerza de seguridad propia conformada por la Policía Metropolitana y la Policía Federal Transferida. Desde que asumió, una de las prioridades de esta gestión fue, justamente, la creación de una policía del Siglo 21, tanto en lo tecnológico como en lo humano.

Esta Policía de la Ciudad estará conformada por 25.000 efectivos y su principal característica será su formación, equipamiento y cercanía.

Formación, porque tanto los cadetes que se egresan como los policías transferidos se forman en el Instituto Superior de Seguridad Pública, ubicado en el Bajo Flores. Este es un centro académico modelo en Latinoamérica de formación en seguridad.

Los integrantes de esta fuerza de seguridad reciben instrucción en Derechos Humanos, legislación porteña y la aplicación de la Constitución Nacional y la de la Ciudad de Buenos Aires. Todas las materias son dictadas por profesores universitarios, jueces y fiscales.

También adquieren métodos específicos para actuar contra la violencia de género.

Para equiparar ambas fuerzas se están realizando entrenamientos a la Policía Federal transferida. En el mes de septiembre se capacitó a la séptima promoción de aproximadamente 500 efectivos. En lo que va del año por el ISSP pasaron más de 3.000 efectivos que pertenecían a la Federal.

Será una policía del siglo 21, tanto en lo tecnológico como en lo humano.

Equipamiento, porque toda fuerza debe estar preparada para actuar. Debe tener la mejor tecnología para lograr mayor efectividad en la prevención del delito. Saber antes permite actuar antes.

Cada vez resulta más eficiente en la gestión de las emergencias, centralizando todo en el Centro Único de Coordinación y Control (CUCC). Pare eso, se dota continuamente a la fuerza de la última tecnología de comunicación a cada móvil para que la respuesta sea inmediata y eficiente en la coordinación con el CUCC.

Se realizó la compra de 300 automóviles patrulleros y 40 pickups, todos blindados y equipados con alta tecnología. Además se incorporaron 300 motos, 60 cuatriciclos y 40 autos eléctricos.

Se aprobó también la compra de 20.000 chalecos antibalas, nuevas armas reglamentarias y uniformes para toda la fuerza.

Cercana y presente es como se forma el nuevo cuerpo. Esto responde a una visión de avanzada que está revolucionando los cuerpos policiales de muchas ciudades del mundo debido a su altísima efectividad.

Una policía que está más cerca de todo lo que pasa y que está más informada, porque conoce más su barrio y a cada uno de los vecinos que lo habitan.

Ya se comenzó a reemplazar a los policías que hacen tareas administrativas en las comisarías con civiles entrenados para esos fines. De esta forma, se avanza en el proyecto del Gobierno de la Ciudad de sacar más policías a las calles para brindar una mejor seguridad a los ciudadanos.

Se realizó la compra de 300 automóviles patrulleros y 40 pickups, todos blindados y equipados con alta tecnología.

Pilares de la nueva Policía de la Ciudad

Es una fuerza moderna y de vanguardia que va a estar presente en todos los barrios.

Es un cambio de fondo, y todo cambio de fondo lleva trabajo y tiempo. Pero ese cambio ya empezó: se trata de sentar las bases de la nueva policía.

Una fuerza mejor capacitada, mejor equipada, con más presencia en las calles y con valores, y que se gane la confianza de los vecinos para que paso paso vayan sintiéndose más seguros en Buenos Aires.