La violencia racial en Estados Unidos ya se ha convertido en una constante. Esta vez, el joven MarteseJonhson, de 20 años, estudiante de honor en la Universidad de Virginia, fue golpeado brutalmente en la cabeza por dos agentes de la policía durante los festejos de San Patricio. Por el hecho, cientos de alumnos y vecinos salieron a protestar ayer en las calles del campus.

La noche de San Patricio, un grupo de jóvenes de la localidad de Charlottesville –entre los que se encontraba Martese- salieron a beber por los bares de la ciudad. Luego de que la entrada al “Trinity Irish Pub” le fuera denegada, el joven fue arrestado por dos agentes del Control de Bebidas Alcohólicas, que lo tumbaron al piso y lo golpearon salvajemente.

Afortunadamente, sus compañeros alcanzaron a filmar el hecho y subieron el video a las redes sociales, en donde se viralizó. En el video, puede verse a Johnson recibiendo una golpiza, a pesar de tener la cabeza ya ensangrentada. Si bien la detención se realizó bajo el motivo de “conducta beligerante”, puede escucharse claramente cómo el joven acusa a los policías de racistas.

Luego de la agresión, Johnson fue llevado al hospital, en donde recibió diez puntos de sutura en la cabeza. Posteriormente, pasó la noche en la prisión y fue liberado bajo fianza, según precisó su abogado, Daniel Watkins, en un comunicado. El joven es acusado de obstrucción a la Justicia sin usar la fuerza e intoxicación en la vía pública, y deberá declarar la semana próxima.

Tras los incidentes, los estudiantes de la Universidad de Virginia convocaron a una marcha para repudiar el hecho catalogado como racista en el Anfiteatro de la institución. Pero la masividad de la misma obligó a los estudiantes y vecinos a salir a las calles del campus, en donde atrajeron la atención de la opinión pública y del gobernador, que abrirá una investigación judicial.