La revolución fiscal que promete Trump

La revolución fiscal que promete Trump

Donald Trump quiere una revolución fiscal, y citó como principales medidas la eliminación del impuesto de sucesiones, la reducción de la tasa a las empresas estadounidenses al 15 % desde el actual 35 %, y la desgravación de los gastos por el cuidado de hijos.

Rebajaría y simplificaría también el impuesto individual de ingreso. De los siete rangos actuales, se pasaría a solo tres: 12 %, 25 % y 33 %.

Cargó, además, contra las propuestas de Clinton como mera «continuación» de las políticas del actual presidente de Estados Unidos, el también demócrata Barack Obama, y señaló que su adversaria representa «al pasado».

Para Trump, así como para muchos de los republicanos, una de las principales causas de la mala situación económica en Estados Unidos es el excesivo peso del gobierno federal y la elevada carga de regulaciones, especialmente en materia medioambiental.

Adelantó su intención de romper con el Acuerdo del Clima de París alcanzado a fines de 2015, que busca frenar el calentamiento global, ya que, a su juicio, desincentiva la inversión empresarial y la creación de empleo.

Una vez más, se refirió a uno de sus ejes de campaña, la política comercial y su rechazo a los tratados comerciales internacionales por sus nefastos efectos sobre los trabajadores estadounidenses.

,