Es la primera Comunidad Autónoma en aprobar la moción contra el uso de contaminantes hormonales de Ecologistas en Acción. Impulsan a que la medida sea aplicada en otros lugares.

Preocupados cada vez más por la protección de sus habitantes, el Gobierno de La Rioja decidió impulsar medidas orientadas a evitar la exposición a disruptores endocrinos (EDCs), y evitar los numerosos daños causados por estos tóxicos.

En este caso, la provincia tomó la iniciativa y presentará, en el plazo de un año, un plan de reducción de contaminantes hormonales, del que informará anualmente a través de su web.

El proyecto, de medidas sencillas y bajo coste, incluirá para el cuidado de los ciudadanos:

  1. Fomentar el consumo de alimentos orgánicos con baja presencia de contaminantes y evitar el uso de envases plásticos, en comedores escolares y centros de salud. La alimentación es la principal vía de exposición a sustancias tóxicas y los niños y personas con salud delicada son los grupos más vulnerables.
  2. Promover el uso de productos limpios a través de contratas y compras públicas lo que conseguirá proteger a sus trabajadores y usuarios y creará una cultura de compra de productos más seguros.
  3. Evitar el uso de plaguicidas en espacios públicos. El plaguicida más conocido es el glifosato, pero hay otros muchos que pueden interferir con el sistema endocrino de animales y personas. El plan propondrá métodos y prácticas seguros
  4. Informar y formar a sanitarios, educadores y periodistas sobre los contaminantes hormonales para que puedan formar a la población.
  5. Reducir el tránsito de automóviles, ya que sus emisiones tienen capacidad para alterar el sistema hormonal.

Las medidas siguen los lineamientos de la “Guía para las Administraciones Públicas para la eliminación de contaminantes hormonales”, y serán publicadas en breve a través de la página web de Ecologistas en Acción a fin de que también pueda ser imitada por otros lugares del planeta.