Microsoft anunció que dejará de brindar soporte técnico, protección de ciberataques y actualizaciones de seguridad a las versiones anteriores del navegador. La medida se implementará a partir del 12 de agosto de 2016.

“Internet Explorer estará disponible solamente para aquellos sistemas operativos compatibles y recibirá apoyo, seguridad y actualizaciones técnicas en su última versión”, informó Microsoft en un comunicado.

La compañía recomendó que los usuarios se pasen a la última versión del navegador, ya que dejará de trabajar en las anteriores a partir del 12 agosto de 2016. Además aconsejó activar las actualizaciones automáticas para garantizar una mejor experiencia con el sistema.

Esta norma se pondrá en vigencia debido a que la empresa considera que sólo el Explorer 11 brinda la rapidez y seguridad que caracterizan los usos de internet actuales. Puso acento en que mejorará la utilización en dispositivos móviles, para que se pueda estar cómodamente en línea en cualquier momento y desde cualquier lugar.