El francés Lacazette fue adquirido por el club londinense y va a jugar la próxima temporada en la Premier League.

El Arsenal, dirigido por  Arsene Wenger, se ha caracterizado, en el último tiempo, por la contratación de jugadores que a lo mejor no poseen tanto renombre, sino más bien, en apellidos que pueda servir de apuesta al futuro.

En este contexto, el propio entrenador recibió severas criticas, dado que, en alrededor de dos décadas de gestión, ha sido muy poco lo que pudo ganar como entrenador de los “gunners”. Por otra parte, algunos miembros de la prensa, catalogaron al hombre nacido en Estrasburgo, como un buen empleado, defendiendo los intereses del club, haciendo clara mención al aspecto económico.

En las últimas horas, se ha conocido el nuevo fichaje del conjunto de Londres. Se trata de Alexandre Lacazette. El delantero, quien en la última temporada defendió la camiseta del Lyón, tuvo un desempeño destacado, tanto en la “Ligue”, donde culminó segundo en la tabla de goleadores, y también en la Europa League.

El atacante, de 26 años,  convirtió 37 goles en los 45 partidos que disputó, entre ambas competencias.

Lacazette, ya era mirado y sondeado por varios clubes. Uno de los interesados, era el Atlético, del “Cholo” Simeone, que se vio obligado a desistir, tras ratificarse la decisión de que el “colchonero” no pueda incorporar en este mercado de pases.

Finalmente, el Arsenal fue quien pudo hacerse con los servicios del punta. La cifra para lograr la transacción, es la mas alta en la historia del club. La misma, ronda los 51 millones de euros.

Es cierto que sigue siendo una apuesta, pero, al tratarse de un futbolista pretendido por varios equipos, esta vez, nadie va a poder decir que los de Londres escatimaron en gastos, o que fueron en busca de una “revelación”.