Así lo cree el humorista, uno de los hinchas xeneizes más populares del ambiente, a quien no le renovaron su contrato.

Su pasión por Boca Juniors le costó su trabajo. Así lo cree Larry de Clay, a quien no le renovaron el contrato para seguir siendo parte del plantel de Prendidos a la radio, ciclo de Radio Belgrano. “Me pedían que no hablará más de Boca”, sostuvo el humorista, en referencia al medio que pertenece al vicepresidente de River Plate, Jorge Brito.

De Clay lanzó la hipótesis de su despido en una entrevista para el sitio Ciudad.com. “Sé que era un tema que molestaba porque cada vez que hablaba de Boca, siempre bajaban de la gerencia artística para decirme que no hablara más”, afirmó, señalando que desde la emisora no supieron darle explicaciones de su baja.

El también integrante de ShowMatch sostuvo que las constantes llamadas de atención por parte de la gerencia surgieron tras las gastadas que sufrió durante el 2014 por el mal desempeño del equipo de sus amores. Cargadas que supo contrarrestar recordándoles el descenso de River.

“Se ve que le molestaba a alguno, ¿por qué será? Justo el vicepresidente de River es el dueño de la radio, digo ¿será por eso? No creo… pero acá en Argentina todo es posible”, lanzó Larry, considerando una falta de respeto que lo dejaran sin trabajo por sus comentarios.

En marzo Larry tendría que volver a su silla de Prendidos a la radio. Aunque esto no sucederá, el humorista afirmó que se presentará igual en la emisora. “Voy a saludar gente y ya está”, aseguró.