ascensos y descensos

Este fin de semana se terminó de dirimir quienes serán los clubes que cambiaran de categoría. Algunos lograron subir, y otros tuvieron la desgracia de bajar. En esta nota repasamos los principales ascensos y descensos de nuestro fútbol.

Como cada vez que finaliza una temporada, hay muchos equipos que tuvieron la dicha de ascender, en tanto, la contra cara muestra a los que no pudieron permanecer y deberán luchar por volver a recuperar su lugar.

La primera división fue la primera en culminar por completo. Hace rato que se conocen los que la próxima temporada tendrán la misión de volver a la elite del fútbol argento. En este plano, fue un saldo negativo para el interior del país. Solo Quilmes no pertenece a algún sector fuera de Buenos Aires. Atlético Rafaela, Sarmiento de Junín y Aldosivi (Mar del Plata), son los otros que dejaron su lugar en la máxima categoría. Lugares que ocuparan dos viejos conocidos, a los que en las ultimas décadas se les dificultó muchísimo asentarse en la A.

Argentinos y Chacarita. El “bicho” fue una aplanadora y logró el ascenso y el titulo con antelación. El “funebrero”, tuvo que esperar hasta lo ultimo, con un poco de ayuda, ya que Brown (Puerto Madryn) no pudo ganar.

El Nacional B, además de recibir a los ya mencionados, y no contar con este ultimo par mencionado, también tuvo una mala fortuna para los que, e definitiva, deberán luchar en el durísimo “Federal A”, para volver al segundo escalón de nuestro fútbol. Crucero del Norte (Misiones), At. Paraná y Douglas Haig (Pergamino), llegaron a la última jornada ya sin chances.

Por su parte, Central Córdoba de Santiago del Estero, fue derrotado por All Boys, y también bajará a la tercera división. Del propio “torneo argentino A”, logró subir otro de la provincia Santiagueña, Mitre, que obtuvo la segunda plaza al ganar el reducido.

Agropecuario (Carlos Casares) se había quedado con el pasaporte directo. Del lado de la B metro, Morón arrasó y obtuvo su pase al Nacional pro adelantado. Así, vuelve a ser parte de la categoría tras 17 años. Aun resta definirse el segundo ascenso, que se vio manchado por el bochorno de Riestra, enfrentando a Comunicaciones.

La parte fea se la llevó Excursio, que no logró hacer pie y le tocó bajar. La primera B va a recibir a un novato, y un emblema de la divisional. Sacachispas fue demasiado para el resto, y por primera vez en su historia, va a disputar el certamen. Por su parte, San Miguel se quedó con el reducido, y así, vuelve un “gigante” de la categoría. La mala fortuna, en la misma, fue para Argentino de Merlo, quien no pudo sostenerse, y tendrá que disputar la primera D.

La categoría reconocida por ser la amateur de los torneos de A.F.A, ya le otorgó el ascenso a Ituzaingó, quien en una definición para el infarto, obtuvo la primera colocación, mientras que el otro que peleó hasta el final, Leandro N. Alem, se hizo fuerte en el reducido y en la final despachó a Atlas, para que los dirigidos por el “lobo” Cordone, jueguen la próxima temporada una escalón mas arriba.

El contraste, es Centro Español. Al resultar ultimo, deberá cumplir con la desafiliación, y espera un año para volver a participar. Mientras tanto, Real Pilar, el primer equipo afiliado, luego de 40 años, espera la definición de algunos detalles para saber si finalmente puede disputar el certamen durante la 2017/18.

Recién se definieron las plazas, y claro, ya se piensa en lo que vendrá. Algunos con las ilusiones de volver a ocupar el lugar que dejaron, otras, luchando para no dejar el que tanto les costó obtener.