En las últimas horas Joseph Blatter opinó sobre la posibilidad de jugar el Mundial de 2022 en los meses finales del año, debido a las altas temperaturas que se registran en el país árabe.

El Mundial que se realizará en Catar en 2022, tiene más dudas que certezas, cambios de fecha, acondicionamiento de estadios, la temperatura y hasta posibles casos de corrupción para elegirla como sede, son algunos de los temas que rondan sobre su realización.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no está de acuerdo en que se juegue en verano, las temperaturas podrían alcanzar los 50º entre los meses de mayo y julio, periodo donde habitualmente se desarrolla el mundial.

«No se puede jugar en verano. Podemos bajar la temperatura en los estadios, pero no podemos poner todo el país bajo techo… Hay que buscar una solución».

El máximo mandatario de la FIFA aseguró que se está trabajando para cambiar los calendarios, una tarea compleja debido a las competencias que se juegan en Europa y Sudamérica.

El comité encargado de organizar este nuevo calendario tiene dos opciones, una de ellas es jugar el mundial en enero y febrero y la otra es noviembre-diciembre.

“La fecha que conviene es a finales de año. Porque si jugamos a inicios de 2022, se encimaría a los Juegos Olímpicos de Invierno», concluyó Blatter.