La lluvia obligó a postegar dos partidos este domingo: Boca-Racing (deben 33 minutos) y Arsenal-River. Entre torneo local, Copa Sudamericana y Copa Argentina, ahora el calendario quedó al rojo vivo.

El caso de River es el más complicado. Con triple competencia, deberá jugar cada tres o cuatro días y llegará con mayor desgaste al Superclásico.

Boca, por su parte, sólo sigue en pie en el torneo de Primera División y en la Sudamericana. Sin confirmación oficial hasta este martes, cuando se defina la fecha en AFA, se manejan el 24 o 25 de septiembre para Arsenal River, y el día 25 también de este mes para Boca-Racing.