Atractivo género cinematográfico que aborda temas provocadores como el sexo, las drogas y la violencia, contando generalmente con presupuestos bajos en los que prevalece el contenido por sobre la calidad de producción.

Se popularizaron en la década del 60 cuando se suavizó la censura, entre los directores influenciados por esta corriente encontramos a Quentin Tarantino, George Romero, John Waters y Robert Rodruguez.

Para quien elija pasar una buena velada con filmes clásicos recomiendo “Bahia de Sangre” (1971) de Mario Bava, “Beyond the Valley of the Dolls” (1970) de Russ Meyer o “Shaft” (1971) de Gordon Parks.

Nacho Marañon