Argentina se recuperó de las dos caídas que la había dejado contra el rival más difícil en los cuartos de final de la ronda final de la Liga Mundial en Rosario, pero con un partido muy inteligente eliminaron a Holanda por 1-0. El sábado chocarán con China.

Antes del cuarto minuto Delfina Merino pudo recuperar y aprovechar la oportunidad para doblegar el arco de las campeonas mundiales – que además de ganar la última Liga en Tucumán se llevaron las pasados dos medallas olímpicas – y luego pudieron mantener el resultado gracias a la excelente noche de Belén Succi.

Aunque tuvieron mucho menos remates, la posesión y penetraciones fueron mucho mayores, incluso sabiendo mantener el nivel con inferioridad numérica (recibieron una tarjeta verde y cuatro amarillas).

El conjunto de Gabriel Mendoza había ganado el último antecedente en el Champions Trophy que conquistaron el año pasado en Mendoza, aunque venía de ser goleado en el Mundial de La Haya. A las chinas – que le ganaron a Corea por 3-1 – las vencieron tres veces el año pasado, pero el martes cayeron por 1-3 en el peor partido del torneo.

Más temprano Nueva Zelanda le había ganado a Gran Bretaña por 2-1, y chocará con Alemania luego del triunfo de éstas por penales ante Australia. Las británicas y las coreanas buscarán el séptimo lugar, mientras que Holanda y las australianas pelearán por la quinta posición en el primer turno del sábado. El domingo será la final, así también como el partido por el tercer puesto.