La selección de vóley se despidió de Carolina (Puerto Rico) en el primero de los tres round robin de la primera etapa del Grand Prix con una caída ante Holanda por 3-0 (25-19, 25-19 y 26-24). Ahora se preparan para ir a Bélgica.

Las conducidas por Guillermo Orduna, que en el debut habían caído con las locales y ayer habían vencido a Cuba, sufrieron mucho con el bloqueo de las naranjas, vía por la cual sufrieron diez puntos (ellas anotaron solo dos en ese rubro), y especialmente algunos en el final.

Judith Pietersen fue el pilar fundamental para que las holandesas – quienes terminaron con puntaje ideal –  ganaran los primeros dos sets, y terminó como la goleadora del partido con diez unidades igualando con Julieta Lezcano. Las albicelestes mejoraron la recepción en el último parcial y sumaron puntos desde el ataque, pero desperdiciaron los tres set points que tuvieron y perdieron los últimos cinco puntos.

La próxima presentación de Argentina será en Lovaina (Bélgica) el viernes por la mañana nuevamente antes las holandesas y luego chocarán con Canadá y las locales. En la última jornada de la fase intercontinental serán locales en Lomas de Zamora ante Perú, las canadienses y Cuba.

La ronda intercontinental consta de tres cuadrangulares para cada equipo que sirve para ordenar la tabla acumulada que comparten las Panteras junto con otras siete selecciones. Los mejores tres equipos jugarán el Final Four en Koszalin (Polonia) el 15 y 16 de agosto, donde ya esperan las locales. El mejor equipo de allí pasará a jugar el Final Six en Tokio (Japón) del 20 al 24 de agosto por el título. Ahora las albicelestes están sextas con tres puntos.