La selección femenina de vóley perdió con las locales en la tercera fecha del Mundial por 3-0 (25-17, 25-17 y 25-16), y necesitan ganar los próximos dos partidos para aspirar a llegar a la segunda ronda. El sábado enfrentarán a la clasificada República Dominicana y el domingo a Túnez.

Desde el comienzo se notó la diferencia entre Argentina, que jugaba su primer Mundial en doce años, y las dueñas de casa, campeonas en Alemania 2002 y cuartas del ranking mundial. Los problemas en la recepción que habían mostrado las albicelestes en las anteriores derrotas contra Croacia y las alemanas no faltaron esta tarde.

Esta vez las falencias fueron más evidentes en el primer set, donde llegaron al primer tiempo técnico con solo dos puntos. Después creció el bloqueo de las azzurras, rubro en el cual ganaron 13-6. El segundo set comenzó más parejo, pero a la hora de defender Argentina tenía muchos problemas. Eso hizo gigante la diferencia sobre el final, pese a que llegaron a descontar y quedar a tres de distancia.

En el tercer set las italianas entraron más relajadas y por eso las Panteras llegaron en ventaja al primer descanso por 8-6, pero después las vencedoras no perdonaron y llegaron al segundo tiempo técnico 16-8. Luego el partido careció de sentido, aunque mejoró la defensa argentina.

La goleadora del partido fue Nadia Centoni con 16 puntos, seguida por Carolina Costagrande con 13, santafesina que juega en el equipo europeo. Recién ahí aparece Paula Nizetich con 12 tantos. Italia es el único del grupo A que ganó todos los partidos sin perder sets, pero ahora espera por Alemania y República Dominicana, los rivales más fuertes.

Éstos tres equipos ya están clasificados al tener siete puntos las alemanas y las dominicanas, asegurándose un lugar entre los primeros cuatro. Croacia, Argentina y Túnez pujarán por el restante cupo; el sábado será el duelo entre las Panteras y las centroamericanas a las 12hs, y el domingo a las 5:30hs enfrentarán a las africanas.