Este viernes, Leonardo Fariña declarará ante el juez Sebastián Casanello en la causa por la «Ruta del dinero K» y se espera por los alcances de la indagatoria luego de la detención del empresario Lázaro Báez.

Su abogada Gisella Robles y el mismo Fariña decidieron la estrategia que tendrán, pero dando a entender que no optará por el silencio, según informa diario Perfil. «Mañana habla», prometen en su entorno.

«Leo está bien, no está nervioso en absoluto, sabe lo que tiene que hacer», reveló al diario porteño la persona con la que se reunió Fariña en el penal de Ezeiza este jueves a la tarde.

Se especula con que el denominado «valijero» buscaría ultimar detalles a la espera de documentación que estaría llegando desde el exterior para aportar a la causa judicial por la cual está detenido el empresario Lázaro Báez.

«Estoy bien, veremos qué pasa el viernes. Puede pasar cualquier cosa, se rompieron los silencios, esto es un quilombo», le dijo Fariña a Perfil poco después de conocer la detención de Báez.